jueves, 29 de enero de 2009


Me salpicas, con espumas inundadas de misterios de otros tiempos y distancias, con lamentos de promesas que perdieron las palabras, entre tus bajamares intensos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario