sábado, 24 de enero de 2009

Poema de San....


Como de momento nadie se anima a poner una frasecita para San Valentín, empiezo con la mía. "Me tiraste una flecha, yo se bien que fuiste tú, no te hagas el gracioso, que tú no eres Robin Hood"....¡Venga no seais perezosos!...hoy es sábado y tendreis un poquito más de tiempo para perderlo en estas cositas...

2 comentarios:

  1. Un dia te vi en el campo
    me pareciste una flor
    pero me fui acercando
    y la flor se convirtió un cagajón.

    cuando mas tranquila estaba
    pensando que me querías
    llegaste aquella mañana
    y me trajiste a tu tia.

    quiero y no quiero querer
    a quien no queriendo quiero
    si te vas pa san vicente
    me convierto en un jilguero.

    te quiero mas que a mi vida
    aunque a veces me exasperas
    sobre todo cuando me llegas
    con un saco de habihuelas.

    El novio de la duquesa
    me gusta más que un bombon
    en cuanto la duquesa la palme
    me lo llevo a nueva york.

    todas las tarde te espero
    asomá a la ventana
    pero si vienes "contento"
    te mando a pelar manzanas.

    Ahora ya quiero decirte
    la verdad de mis amores
    eres mi vida y mi alma
    la causa de mi dolores.

    Con esta copla me despido
    esperando que sus guste
    que si me escucha uno rico
    vega a Vaencia y me busque!!!

    ResponderEliminar
  2. Hace tiempo tuve un sueño, en él dialogaban el Amor y el Querer.
    El querer le decía al Amor.
    -- ¿Por qué eres tan eterno?.
    Y El Amor con gran paciencia respondió.
    -- Quizás sea por que no poseo nada.
    -- Eso es imposible, - exclamo el Querer - posees todas las cosas, como yo ¿Acaso no somos el mismo ser?.
    -- ¿Tú crees? Pues dime ¿Qué es lo que tu posees? Respondió el Querer.
    -- El amante que posee al ser amado, el político que posee el poder, el religioso que posee la fe, yo poseo todo aquello que quiero.
    El viejo Amor le dijo:
    --Ves, tú mismo te respondes, yo cuando amo no poseo al objeto amado. Yo amo a una mariposa en vuelo, amo una flor con su tiempo contado y amo al hombre que en su vida se asemeja al vuelo de una mariposa y al tiempo contado de una flor.
    Muy exaltado el Querer exclamó.
    -- Eso es una QUIMERA.
    En su inagotable paciencia el Amor le responde.
    -- El mundo es una QUIMERA. ¿Que crees que soy yo?.

    ResponderEliminar