sábado, 14 de febrero de 2009

Para terminar os diré que los portugueses, son fantásticos organizando eventos, de un tipo o de otro. Allí estaba toda la Camara de Marvao, sirviendo las mesas, ellos mismos, todo organizadísimo, Pedro Sobreiro al tanto para que todo saliera a la perfección, como así ha sido. Gente encantadora, amables, en fín que hemos pasado un día de convivencia para recordar.

1 comentario:

  1. Pese a quien pese, al otro lado de la Frontera suelen dar lecciones magistrales.Eso si, para quienes tienen intenciones de aprenderlas.

    ResponderEliminar