sábado, 11 de abril de 2009

¡Que espada de dolor, Virgen María, mirar a Dios, tu hijo maltratado, el verlo en la cruz desamparado! ¡que luz de sufrimiento en negro día! Blanca Mª Alonso


Sobrelleva la cruz de su agonia, descarnando sus pies en la andadura. Sube por el sendero con dulzura a cumplir la Sagrada profecía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario