lunes, 29 de junio de 2009

Bla, bla, bla...."El Rey del Pop"


Tanto se habla de éste personaje tán polifacético y polémico a la vez, que satura un poco, al menos a mí. Hay que reconocer que era un genio de la música, cantaba, bailaba, creaba, ante la cámara era un "as". Podría haber sido un niño normal, pero lo convirtieron en una máquina de hacer dinero, le hicieron que se creyera un Dios, un ídolo, pero éstos casi siempre terminan por caer. Dicen que su patrimonio superó los 1ooo millones de dolares...¿Os imaginais la cantidad de famílias que podrían vivir con ese dineral?...pero sólo oigo alabanzas hacia él y no todo fué así también se puso en entredicho su nombre por "pederasta", o sea que éste Dios no era tán perfecto cómo nos lo quieren vender.

6 comentarios:

  1. Todo lo que dices es verdad y estoy de acuerdo que fué un ídolo tanbaleante desde los comienzos al renegar de su raza negra y convertirse en blanco,con no sé exactamente que métodos empleó.
    Es verdad también que su vida no fué lo que pueda llamarse un ejemplo a seguir, pero el corazón me dice que fué modelado por presiones de quienes lucraron con su imagen y su personalidad y lo llevaron por un camino eqivocado del que no se pudo evadir.
    Ahora, quizás por fin esté disfrutando del descanso que no se pudo tomar en vida.
    que si lo merece lo perdoneDios y Q.E.P.D.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu visita, Juliana. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Ademas de todo lo que decís, la última noticia que he oido al respecto: se gastaba36.000 euros al mes en pastillas!!!!una degeneración total, no se puede dedicar tanto tiempo a un individuo egolatra y narcisista, ha muerto en su propia miseria, los niños famélicos de Africa se merecen más respeto.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo Tere, no se puede definir mejor. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Ahora dicen,que pudo ser un homicidio,todavía no esta clara la cosa si ha sido por las pastillas que tomaba que eran muy peligrosas y entre todas han sido un cotktel mortal.
    En cualquier caso Q.E.P.D.
    Y su música y su recuerdo quedará inmortal para siempre.

    ResponderEliminar
  6. Bienvenida, Mari Angeles, me alegro que hayas entrado en el blog, espero que no sea la última. Un beso

    ResponderEliminar