viernes, 12 de junio de 2009

Heno


Un paseo relajado por el campo, nos pone en contacto directo con la naturaleza, olvidándonos por unos instantes de los problemas cotidianos; Es bonito ver y observar un campo de trigo en primavera aún verde y en verano cuando amarillea, las espigas se mecen al viento, hasta el momento de la siega; vemos los haces de heno, que parecen "paquetitos" todos iguales , alineados puestos a secar, para más tarde dar de comer al ganado, eso, si no aparece una tormenta y como dice el refrán "Junio lluvioso, granero polvoriento", esperemos que ésto no suceda.








No hay comentarios:

Publicar un comentario