jueves, 18 de junio de 2009

Rosas

La felicidad me embarga al contemplar lo bellas que son las flores y poder coger entre ellas una rosa que destaque, aunque desangre mis manos al quererla yo arrancar
Siéndo la rosa tán bella, que opaca la luz del sol, sueña con ser una estrella, aunque siéndo tán bella poco suele durar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario