martes, 21 de julio de 2009

Lisboa


Cuando medio mundo, coge sus maletas y se dispone a pasar unos días de vacaciones...a tumbarse en la dorada arena de cualquier playa, a tostar sus cuerpos serranos, tomándose unas copitas en tan cacareados "chiringuitos"...el otro medio no nos queda más remedio que trabajar, ¡que para eso somos autónomos"! y para no sentirnos tristes por quedarnos, abrimos nuestro album de fotos y recordamos vacaciones pasadas, cómo en éste caso hago yo; un viajecito de cinco días que hice con mi hija; cinco días intensos y muy aprovechados....zapatillas, mochila al hombro, metro y a recorrer calles...a pié...que es como se conoce una ciudad. Decidimos ir a Lisboa... antígua, señorial y a la vez moderna. Tiene un encanto especial que no tienen otras, pasear por sus barrios, como El Chiado con su aire bohemio, o la Alfama, cuna del fado, subir al Mirador de Sta Luzia y ver Lisboa desde arriba, observar los barcos que surcan el estuario del tajo o esas callejuelas estrechas y empinadas, los balcones de las casas con la ropa tendida al sol...fué un viaje que siempre recordaré y desde entonces tengo "saudade" de Lisboa a la cual volveré siempre que pueda.

Museo del Chiado


Plaza do Comercio














Casa dos Bicos

No hay comentarios:

Publicar un comentario