miércoles, 2 de septiembre de 2009

Pulcritud

¿Colaboran los maridos en casa? ¡Hombre, dicho así, la mayoria de las mujeres diríamos en voz alta, ¡que digo, muy alta!..noooooooooooooooo, ¡salvo las nuevas generaciones, aunque no es porque ellos sean más espabilados, ¡no!...es que ellas son más espabiladas, que le ponen el delantal y...¡hala a currar!...ésto viene a colación de que en Alemania, una mujer se divorció de su marido porque no pudo soportar lo pulcro que era. La buena mujer aguantó 15 años el aseo exagerado, incluidas las tareas domesticas, el orden, etc, etc...pero ¿sabeis el colmo que llenó el vaso? pues a éste buen hombre no se le ocurrió otra cosa nada más que derribar una pared porque estaba muy sucia, ¡hombre! algo tendría que ver la mujer en el derribo y supondo que era un poquito "espesa" y la pared estaba de pena, penita, penaQue a nadie se le ocurra ésta medida tán drástica!, que con un buen estropajo y lejia, problema solucionado.

1 comentario:

  1. Pilole, me pregunto de dónde sacas siempre la fotografía tan acertada para el comentario que insertas. Te estoy descubriendo, prima, eres una manitas.
    Bien, reconozco que quien fue mi marido (q.p.d.) era pulcro, pulcro, perfeccionista, pero no llegaba al extremo de ese señor no obstante, cuando él salía del cuarbo de baño, estaba más limpio y ordenado que al entrar. Las toallas mejor colocadas que en los estantes de El Corte Inglés, joder, eso suponía un gran reto para el resto de familia. La verdad, a veces era un poco pesáo con el tema, pero era una forma también de implicarse en la casa. Tenía tanto apego a sus muebles caseros, que los fines de semana me decía. "Cuquita, deja, los limpio yo, porque Antonia y tú le dáis con la balleta y la mano haciendo redondeles y mira, mira cómo están, hay que darles a favor del dibujo de la madera jajajajaja. Muy bueno Cuqui, muy bueno. Yo, me cachondeaba de estas cosas suyas. Pilole, ya sabes la sorna que tenemos las Romeras.
    Tienes tres correos míos
    Besos. Nïvea

    ResponderEliminar