jueves, 19 de noviembre de 2009

Fundación

Ésta es una casa solariega del siglo XVIII, mil trescientos metros cuadrados, dos plantas, un sotano y un patio con naranjos. Me acuerdo perfectamente, porque en ella vivía Antónia, amiga de mis abuelos y pasé mucho tiempo allí jugando, cuando ibamos a verla. Recuerdo las "toronjinas" (como las llamábamos cuando pequeñas) del patio. El dueño Pedro Salvado Hevia, dejó éste legado a los pobres que hubiera en Valencia de Alcántara. Se creó una Fundación con sus estatutos y la integran, el notario, el cura, el juez y el alcalde, cómo éste hombre quedó dicho. Hace tiempo hubo conversaciones entre políticos para rehabilitarla, en principio para hacer un Hospedería, luego se pensó que porqué no hacer una Residencia de ancianos, dado que está en un buen sitio y sería lo más razonable, pero al día de hoy no se ha vuelto a saber nada y la casa ahí está cayéndose a pedazos ¡una pena!





No hay comentarios:

Publicar un comentario