jueves, 26 de noviembre de 2009

Lluvia de otoño

La lluvia tiene un vago secreto de ternura, algo de soñolienta, resignada y amable, una música humilde se despierta con ella, que hace vibrar el alma dormida del paisaje.
¡Oh lluvia silenciosa que los árboles aman y eres sobre el piano dulzura emocionante; das al alma las mismas nieblas y resonancias que pones en el alma dormida del paisaje! Federico Garcia Lorca




4 comentarios:

  1. Querida Pilole, me he tenido que poner al día en tu blog, leyendo las entradas anteriores que no había visto, y ¡menudas vistas que tienen!, esos platos de la jornada de gastronomía están diciendo cómeme. He visto que Juéllega sigue poniendo las notas musicales y los pasos de baile a todos los eventos que se celebran, así he podido ver a May que hacía tiempo no veía.

    Esta entrada de la lluvia de otoño me parece muy romántica, las imágenes, las palabras de Lorca, y las sensaciones que despiertan ambas.

    Un beso, Pilole, y espero que sigas llevando bien lo de no fumar, que ahora vienen fechas en las que cuesta no acordarse del pitillo, ¡ya verás!.

    ResponderEliminar
  2. Como ves , sigo sin fumar. Lo llevo muy bien, no me acuerdo para nada y de salud, no te cuento, fenomenal. Juellega sigue su curso, con May a la cabeza. La jornada gastronómica muy bien para ser la primera. La lluvia, aunque debil, pero apetecía y sobre todo para las fotos estaba el día ideal. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Qué gracia acabo de hacer una entrada dedicada a la lluvia... Un milagro cada vez más raro.

    Saludos y enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
  4. Bienvenido a mi rincon, Anzaga. También enhorabuena para tu blog; me he dado un paseo manchego y he encontrado fotos muy bonitas. Te volveré a visitar. Un saludo

    ResponderEliminar