viernes, 14 de mayo de 2010

San Isidro


Los agricultores del mundo tienen como patrono a San Isidro. Hagamos un poco de história de éste humilde labrador; nació en Madrid, sus padres eran muy pobres, por eso él no pudo ir a la escuela, trabajó durante años como peón en el campo y allí pasó gran parte de su vida, cultivando y cosechando la tierra. Se casó con una campesina llamada Maria, que también llegó a santa, Santa Maria de la cabeza. Isidro era muy trabajador, se levantaba muy temprano para ir a misa; los compañeros le acusaron ante su patron, porque llegaba tarde a trabajar, el patron fué al campo a observar lo que ocurria y se dió cuenta que era verdad, él llegaba una hora más tarde que los otros, pero mientras Isidro oia misa, un angel, guiaba los bueyes y araban la tierra, cómo si él estuviera allí mismo. Isidro por circunstancias tuvo que irse a vivir fuera y buscar otro trabajo, él confiaba en Dios y sabía que no le abandonaría, y así fué. Lo que ganaba con su trabajo, lo repartía en tres partes, una para la Iglesia, otra para los pobres y otra para él y su família. Volvió a Madrid y trabajó como obrero en una finca, el patrón les dió una parcela a cada obrero; su parcela daba más fruto que la de los demás, porque Nuestro Señor le recompensaba por su generosidad. Allá por el año 1130 murió y a los 43 años de haber sido sepultado, sacaron su cadaver, con la sorpresa que estaba incorrupto; ¡milagro! decía el pueblo. El rey Felipe III, estaba muy grave y se moría, tan pronto cómo los restos de Isidro, salieron del templo, al rey se le quitó la fiebre y se salvó, por ello el rey intercedió ante el Sumo Pontífice, para que declararan santo a éste humilde labrador y el Papa, por el año 1622 lo canonizó. Año tras año celebramos su fiesta, junto a nuestros labradores. ¡Viva San Isidro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario