domingo, 25 de julio de 2010

Montes

Nuestro entorno no se caracteriza por tener grandes montañas, pero si somos privilegiados por tener Puertoroque. Quien no ha subido al atardecer y ha contemplado como el sol viste a las peñas de color rojizo, o por encima de ellas ver el vuelo majestuoso de los buitres, o a sus pies el verdor que poco a poco recupera como años atrás. Si quieres tranquilidad y silencio nada mejor que cojer el coche y subir a respirar paz y cómo dice éste alpinista porque la montaña... nos dá lecciones de vida.
Un alpinista italiano, Battistino Bonali, murió en Perú en 1993 subiéndo el Huascarán Norte y dió las gracias a la montaña diciendo: ¡¡¡Gracias montaña, por haberme dado lecciones de vida, por que fatigado he aprendido a gustar el reposo, por que sudando he aprendido a apreciar un sorbo de agua fresca, por que cansado me he detenido y he podido admirar la belleza de una flor...la libertad del vuelo de los pájaros...respirar el perfume de la sencillez, por que sumergido en tu silencio, me he visto en el espejo y espantado, he admitido mi necesidad de verdad, amor, por que sufriendo, he saboreado la maravilla de la cumbre, percibiendo que las cosas verdaderas, aquellas que llegan a la felicidad, se obtienen sólo con fatiga y quien no sabe sufrir, nunca podrá entender¡¡¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario