sábado, 4 de diciembre de 2010

Tiempo de varea

Nuestros parajes...encinas... hermosos castaños... madroños y ¡como no, olivos! Es tiempo de varea, hombres y mujeres van al campo, cubiertos con capas y capas de abrigo, para varear y recoger la aceituna con las manos...manos endurecidas y agrietadas por el duro trabajo, bajo un manto de blanco hielo y en el silencio del campo se oyen las varas chocar contra las ramas, las aceitunas van cayendo y saltando, se recogen una a una...trabajo arduo que casi nadie quiere, pero ¡que hariamos nosotros sin ese fruto y sin su aceite!... ese manjar que tanto utilizamos y que le llaman "oro liquido".
Una mañana cualquiera de Diciembre, mes del frio, jornada dura espera, con helada mañanera y manto de rocio. Tendemos en el suelo las lonas de rigor y golpeamos sin recelo las olivas que en su vuelo surcan rápidamente el cielo y se destripan en el suelo con gestos de dolor...




...ya la faena terminamos, ya los aperos recogemos, todos los sacos llenamos, con rapidez el carro cargamos y a nuestras casas volvemos. Luis Jimenez

2 comentarios:

  1. Querida Pilar. a pear de ser extremeña, ignoraba qu las aceitunas se recogían en invierno( ¡que ignorancia!)¡con lo que me gustan!
    Muy lindas tus fotos , muy explícito tu relato y muy oportuna la poesía de Luís Gimenez
    Gracias por obsequiárnoslo.
    Un besazo de Juliana

    ResponderEliminar
  2. Pues mira, todos los dias se aprende algo nuevo; mas vale tarde que nunca. A mi también me chiflan las aceitunas y gracias por que te haya guatado todo, eres un encanto. Un abrazo

    ResponderEliminar