sábado, 19 de febrero de 2011

Boda a la vista




¡Mira, tengo un disgusto, que no veas! por que había recibido la invitación de la Casa de Alba, para asistir a la boda de Cayetana, y ahora dicen las malas lenguas o de doble filo, como querais decirle, ¡que ya no se casa!...que los hijos le han dicho que ná, que de boda ná de ná, que ya no tiene edad, que donde vá con ese jovenzuelo, pero sobre todo, yo creo que les ha entrado el canguelo, por si acaso tienen que compartir la herencia con el susodicho. Yo ya tenía visto el modelito y los accesorios...¡y ahora no hay boda! ¡hombre eso no se hace! y sobre todo, darle un disgusto de ese calibre a la pobre Duquesa, con lo enamorada que está...en fín, imagino que si hay boda ya me avisarán y sino se casan pues que sigan con su história de amor...¿amor he dicho?...¡bueno, pues sí, será, si ellos lo dicen. Que los hijos la dejen disfrutar el tiempo que le quede libre, como dice la canción.

1 comentario:

  1. jajaja, tiene chispa la noticia. Es una pena, a mi tampoco me ha llegado la invitación. Un saludo Pilole

    ResponderEliminar