miércoles, 16 de febrero de 2011

La calle

Es una calle larga y silenciosa...ando en tinieblas y tropiezo y me caigo y me levanto y piso con pies ciegos las piedras mudas y las hojas secas...y alguien detrás de mí también las pisa...si me detengo...se detiene...si corro...corre, vuelvo el rostro..."Nadie"...
Todo está oscuro y sin salida...donde nadie me espera, ni me sigue, donde yo sigo a un hombre que tropieza y se levanta y dice al verme..."Nadie" Octavio Paz.

2 comentarios:

  1. Bonitas fotos y bellísimas palabras las del poeta para una incertidumbre que todos hemos sentido alguna vez, o muchas.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. La oscuridad en una calle solitaria, nos hace temblar un poco, nos dá la sensación que alguien está a nuestras espaldas. Gracias por tu visita Narci, un beso

    ResponderEliminar