sábado, 18 de junio de 2011

Sastrería

Si vuelvo la vista atrás, me situo en la calle Hernán Cortés, donde nací y me crié y hoy es mi lugar de trabajo. ¿y ésto a que viene, os preguntareis?...pues fácil...en esa misma calle muchos años atrás, había una sastreria, que la regentaba Pepe Verdejo, un buen sastre y una buena persona, pero por circunstancias de la vida, tuvo que salir de su tierra y marcho a Barcelona, pero año trás año, vuelve a su pueblo, ya jubilado. Ha confeccionado un traje de caballero, pequeño, tán pequeño que podeis ver la diferencia en la fotografía, pero tiene todos los detalles, nos ha pedido si lo podíamos poner en el escaparate y ¡como no, asi lo hemos hecho!. Desde aquí un saludo a toda la família

4 comentarios:

  1. Esa obra de arte habrá que verla en vivo y en directo ....dicho que hecho no se cuando se hará ..jajaj

    espero que pronto besos

    ResponderEliminar
  2. Pues nada Marian, vente y lo ves y de paso nos tomamos ese café que tenemos pendiente ¿de acuerdo? Pilole

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo a esta persona y a su hijo Pepito, amiguete de correrias por el Parque en aquella epoca.

    Supongo que el señor Verdejo echa de menos su profesion y obras como esta le sirven para matar el gusanillo. No creo que a mi me ocurra lo mismo si llego a jubilado, aunque nunca se sabe. :-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ni a tí, ni a mí tampoco me ocurrirá. Yo al menos el día que me jubile, me dedicaré a viajar, si puedo y si llego a cobrar la pensión, que con la que está cayendo, lo dudo y a disfrutar la vida, pero como tú bien dices, nunca se sabe. Gracias Fmanega por tu visita, eres siempre bienvenido. Un beso. Pilole

    ResponderEliminar