jueves, 19 de abril de 2012

A vuelta con el botellón...

Se alzan voces acerca del botellón, unos a favor, otros en contra. Creo que el tema, se ha ido de las manos, no sólo por parte de los gobernantes, si no por parte de los padres, que es la más grave y digo, que es la más grave, por que son niños y niñas, menores de edad, los que se ven últimamente en plena calle bebiendo y no sé, si tomando algo más, a deshora, por que entiendo que un niño de doce o trece años, debe estar en su casa a esas horas de la noche... yo también salgo y veo...ellos, imitando a los mayores y ellas, a algunas sólo les falta el bolso y la esquina, sé que es duro decir ésto, pero es la pura realidad.Se habla de que éstos niños, no tienen dónde ir, pues bien, aquí en Valencia de Alcántara, se les hizo por parte del Ayuntamiento un Centro Joven en el Parque y otro en el silo, para que lo utilizaran, tienen juegos, ordenadores, biblioteca, sala para conciertos, sala dónde practicar bailes, tenemos una escuela de música, hay un grupo de teatro donde pueden apuntarse... en fin un sin fin de cosas, que creo no utilizan...¿en que quedamos en que hay o no hay variedad para elegir lo que nos gusta hacer? ¿o es mejor estar en el parque o en un bar bebiendo?, que por otro lado, no tiene nada de beneficioso para nadie y menos para los menores...también es de recibo decir, que no todos los niños están en la calle, toda regla tiene su excepción. Para los mayores, pues es verdad que los pueblos se quedan pequeños, no hay trabajo, pero la solución tampoco pasa, por estar todo el día mano sobre mano en la puerta de un bar, habrá que buscar alguna solución, algo que les motive. Hace años, y no me considero mayor, pero en fin, cuando yo era pequeña, aquí en Valencia, sí que no teniamos nada, ni dónde ir...pero con una bolsa de pipas, un grupo de amigas, el parque o el paseo, unas risas y buena conversación, nos bastaba y éramos mucho más felices, pero sobre todo más sanos. ¡¡Padres de menores y no tan menores..Ojo al Dato!!...es mejor prevenir que curar, prestadle un poquito más de atención a vuestros hijos, que serán el futuro, y entre todos debemos y tenemos obligación de darles toda la educación y formación para que sean hombres y mujeres de bien y estén preparados para la vida... no para la bebida.

5 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo, tengo 20 años y como aquel que dice he tenido hora para llegar a casa hasta la semana pasada (y no eran precisamente las 5 de la mañana ni tampoco las 4), lo que no es normal es que cada sábado haya mas niños menores en el botellón que mayores.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que una chica-o de 20 años, reconozca que el mal existe. Dicen que los agentes hacen redadas, lo cúal me parece perfecto y cuando encuentren a menores en un bar o bebiendo en la calle, les llamen la atención y encima multen a los padres por estar tranquilamente en casa sin ocuparse de ellos. Alguna solución habrá que dar a éste problema y los primeros, deben ser los padres en dar los pasos necesarios para que esos chicos no salgan hasta que tengan la edad pertinente. Un saludo y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí Pilole, la verdad es que es un problema, y como bien dices los padres deben de ser los primeros en dar los pasos necesarios. Pero mira cómo está la Justicia, que hace unos meses, y esto fue en España, un padre castigó sin salir de casa a su hija de 16 años como nuestros padres nos han castigado toda la vida. pues bien, llegó la niña y le denunció por rapto. El pobre señor estuvo detenido unos días y al final lo absolvieron. No hay derecho.

    Cambiando de tema amiga, paso por aquí a saludarte, y espero que hayas pasado una buena Semana Santa, ¿qué tal ha ido?. Yo no pude salir con el Cachorro por la lluvia, pero he vivido momentos preciosos. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Ya escuché el caso del padre detenido por que su hija le denunció y cómo tú bien dices, no hay derecho, así que no me extraña que los niños se suban a las barbas y maltraten a los padres, ¿que más tenemos que ver?, en fin...esperemos que las nuevas generaciones tomen las riendas. La Semana santa, bien, pero al final no fuí a Sevilla por miedo a la lluvia cómo así fué, aunque me hubiera gustado estar en la "madrugá"...otro año será. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Bueno, pues otro año será, si quieres, he puesto en mi blog algunas fotos de esta Semana Santa, te gustará. Otro beso para ti.

    ResponderEliminar