domingo, 24 de junio de 2012

Mas fronteras, mas trabajos

Nunca nos acordamos de Santa Bárbara hasta que truena y digo ésto por que cuando nos pasan las cosas, es cuando sabemos lo que teníamos y ahora tenemos. A raíz de cuando las fronteras dejaron de existir en Europa, hubo un cambio radical y sobre todo por ésta zona rayana nuestra. Con ese cierre se perdieron un montón de puestos de trabajo, ya que Policias nacionales, guardias civiles, vistas de aduana, etc, etc, tuvieron  que dejar su puesto de trabajo, lo mismo ocurrió con la zona portuguesa. 
Ahora al no haber ningún control, el acceso es libre, el paso de camiones, personas.. y salvo que algún control de la guardia civil te pare y te haga un registro, puedes ir tranquilamente hasta Lisboa sin ningún problema y pasar la frontera lo que quieras. ¿que clase de cosas o personas pasarán por nuestro Puertoroque y no nos enteramos? eso es lo que le iba a suceder a éste ecuatoriano que han detenido cuando pretendía pasar por aquí con 603.000 euros, que se dice pronto. Un control lo paró, el hombre se puso nervioso y la guardía civil se alertó, le registró el coche y en una bolsa encontró ¡el pastel!, ¡digo la pasta gansa!...si hubiera un poquito más de control, éstas cosas no sucederían. ¿Tanto miedo nos dá que haya una frontera y nos pidan que nos identifiquemos? yo no tengo ningún miedo por que nada tengo que ocultar, con lo cúal, los que vivimos a éste lado de la raya, hemos perdido, personas que aquí trabajaban y eso no es bueno.

2 comentarios:

  1. Razón tienes, la de cosas y personas o personajes que pasarán por nuestra frontera y no lo sabemos, por que cómo tú dices no hay ni un sólo control, de vez en cuando alguno, pero la frontera libre total. Se que mucha gente así lo quiere, pero ha sido un perjuicio para Valencia, desaparecieron de un plumazo un montón de puestos de trabajo y si no contad las personas que en ella trabajaban. Dios quiera que no nos quiten mas cosas, nos quedaremos en la mas absoluta soledad. Un saludo bloguero

    ResponderEliminar
  2. ¡Ójala que se volviera a abrir, tanto en la parte portuguesa cómo en la nuestra, seguro que lo íbamos a agradecer y volver a ver esa raya con vida y no esos dos edificios que con el paso del tiempo serán una ruina. Un saludo para tí Anónimo

    ResponderEliminar