sábado, 22 de septiembre de 2012

Adios al estío

Comienza el otoño, la naturaleza cambia el vestuario, se torna...ocre, verde, amarillenta, los pájaros dejan sus trinos... poco a poco cambia el tiempo, llega el frio...nuestras cocinas se llenan de sabores y olores nuevos...época de mermeladas, de recolectar setas en el  monte...huele a uvas, a frutas del bosque, a caza...con el otoño llega la calma, la melancolía, quizás sea la estación del año mas romántica, placentera y aunque el paisaje se vuelva sombrío también se llena de lindos colores gratos a la mirada. Ésta foto que he puesto como cabecera, la hice el año pasado en el campo de mi hermana, cogí los ingredientes oportunos e hice un bodegón, que creo define muy bien la estación en la que entramos.

4 comentarios:

  1. Esa celosía de ladrillo me parecía de la zona, y claro, es una preciosa fotografía tuya.

    Cierto, el otoño es una estación melancólica, romántica y llena de color, después de un caluroso verano ya va apeteciendo que refresque, casita y... ¡mantita y sofá!

    ResponderEliminar
  2. A mi es la estación que mas me gusta y apetece cambiar de hábitos...mantita, sofá y un café calentito. La celosia es de la terraza del campo.

    ResponderEliminar
  3. Pili..buenos dias,!que dia mas maravilloso..me levanto y esta lloviendo y veo tu blog con esa foto (preciosa)que me transmite todas esas sensaciones de otoño que tu tienes a bien compartir con nosotros..gracias amiga.

    ResponderEliminar
  4. Pues nada, la lluvia se marchó, se conoce que no la tratamos bien y volvió el sol. Ya apetece ver otro panorama, de ahí la foto, me alegro que te guste, Mercedes. Un beso

    ResponderEliminar