lunes, 12 de noviembre de 2012

Subamos al tren y a comer....

Dentro de unos días se van a celebrar las IV Jornadas Gastronómicas y Agroalimentarias Parque Tajo Internacional, en Valencia de Alcántara, por ese motivo, Renfe, curiosamente, va a colaborar  en dichas jornadas y lo hará haciendo un descuento del 30% a todos aquellos viajeros que quieran venir a disfrutar a Valencia de Alcántara en tren de Media distancia convencional. Las personas interesadas, deben solicitar un documento de viaje en la página siguiente...infoweb@valenciadealcantara.es   y el Ayuntamiento  les enviará dicho documento a través de correo electrónico. Por tanto es una ventaja que no podemos dejar escapar y así poder disfrutar de esa gastronomía que por aquí tenemos.. 

6 comentarios:

  1. Pili podías ampliar mas la información sobre las Jornadas Gastronómicas ...igual me acerco ,y así nos conocemos ,besos

    ResponderEliminar
  2. Disfrutad de esas jornadas gastronómicas en esa preciosa ciudad donde(hace mucho, mucho tiempo, era yo muy joven)estuve viviendo unos meses de imborrables recuerdos para mí.

    Besos. María

    ResponderEliminar
  3. De momento Marian es lo que sé, intentaré saber algo más. Me gustaria verte ¡ójala lo consigamos! Un beso

    ResponderEliminar
  4. ¡Bueno Maria, lo mismo te conozco! dime en que año estuviste por aquí. Tu apellido me suena bastante. Yo tengo familia en Alcuescar con ese apellido. Un beso

    ResponderEliminar
  5. No creo, Pilole, hace demasiado tiempo, creo que algo más de cuarenta años. Un hermano mío, ya fallecido, tuvo ahí durante unos años, un taller de chapistería (mi hermano se llamaba Tomás Bote)Ahí nació su primera hija, yo, muy joven, fuí al bautizo y me quedé con ellos unos tres meses más o menos. No me acuerdo del nombre de la calle en que vivíamos, sí que, era cerca de una iglesia donde yo iba los domingos a misa. Tuve ahi, el tiempo que estuve, amigas de mi edad entonces, con las que salía de paseo. La que más recuerdo se llamaba Matilde. Durante un tiempo mantuvimos correspondencia, mas después, perdimos el contacto y, por avatares de la vida, yo no he vuelto a ir por esa preciosa ciudad.

    Besos. María

    ResponderEliminar
  6. Maria, intentaré averiguar dónde estaba el taller de tu hermano Tomás y ya te contaré. ¿Recuerdas el apellido de tu amiga Matilde? Un abrazo

    ResponderEliminar