sábado, 4 de mayo de 2013

5 de Mayo 2013

Cuando somos pequeños, pensamos que nuestras madres todo lo pueden, que son fuertes, que por ellas no pasa el cansancio o el sufrimiento, no entendemos por que lloran sin razón aparente, o nos regañan sin ningún motivo que nosotros percibamos...¡pero, el tiempo se nos va! y de pronto nos damos cuenta, que mamá, también sufre o llora o está triste y que se nos va la vida sin tan siquiera decirle Gracias o un simple Te quiero; ahora que nosotros somos madres entendemos el por que de muchas cosas...al igual que nosotros en  nuestra infancia hemos necesitado sus brazos pensemos que ahora son ellas las que necesitan los nuestros, hagamosles saber que estamos ahí a su lado para lo que necesiten. Yo, con ésta simple rosa felicito a la mía y le digo Te quiero mamá


2 comentarios:

  1. Es cierto, cuando somos niños pensamos que nuestros padres todo lo pueden, y quizás sea porque los vemos como nuestros pilares; pilares a los que agarrarte y junto a los cuales nada malo nos puede pasar. Pero cuando creces, te das cuenta de que no tienen súper poderes y que son personas como cualquiera y también necesitan que nosotros seamos sus pilares. Yo tengo la suerte de tener los padres más maravillosos del mundo y aunque ellos saben que les adoro, desde aquí se lo repito: ¡¡¡OS QUIERO!!!

    Felicidades por la entrada, muy bonita y emotiva ;)

    ResponderEliminar
  2. Nosotros si que tenemos suerte de tener dos hijos maravillosos, a los que queremos con locura y que siempre seran nuestros niños aunque los años pasen. Gracias cariño por tu visita y tanto papá como yo, te queremos muchisimo. Me alegro que te haya gustado la entrada. Te quiero. Muchos besos

    ResponderEliminar