miércoles, 22 de enero de 2014

Vivamos con calma...

Ésta vida transcurre de manera vertiginosa, no hay quien la pare, es un ritmo demasiado rápido y afecta ¡como no! al día día...¡hay tantas cosas que demandan nuestra atención!...tenemos que atender a todas esas cosas lo mas rápido posible, no podemos dejar nada en el aire, nada por hacer...las horas, minutos se pasan volando, no tenemos un segundo para nosotros; desde que ponemos el pié en el suelo, todo es correr, prisas, trabajar y trabajar...solemos oir...¡no tengo tiempo para nada!...seguimos esa corriente que nos arrastra y no reparamos en ello...¿y para qué?...¿para tener una vida mejor?..¿y eso es vivir?...echemos el freno...bajemos el ritmo y disfrutemos de las pequeñas cosas que la vida nos regala, que son muchas, recorramos el camino, despacio, viviendo...una canción dice   "De tanto correr por la vida sin freno, me olvidé que la vida se vive un momento...de tanto querer ser en todo el primero, me olvidé de vivir los detalles pequeños..."...para terminar disfrutad de esas pequeñas flores que son un regalo de la vida misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario