miércoles, 26 de marzo de 2014

Manifestación

Con ésta paz y tranquilidad deberíamos vivir siempre la vida y partiendo de ésta premisa, diré que yo también estoy indignada con la situación  que estamos viviendo en éstos momentos y entiendo que la gente esté cabreada, indignada, quemada y más y más y que tienen o tenemos todo el derecho del mundo a manifestarnos y a protestar por cuanto sucede en éste bendito país, pero desde luego con lo que estoy en total desacuerdo es con las formas, si la gente se manifiesta pacíficamente me parece que es razonable, ahora bien cuando esa gente chalada que aprovecha el revuelo para crispar el ambiente y llegan a los extremos que se ha llegado éste fin de semana, me parece fatal. No se puede consentir que en la barbarie rompan escaparates de tiendas o quemen coches aparcados, que digo yo, que culpa tendrán, por que aquí todos estamos indignados y no vamos rompiendo nada ni quemando nada...y si no que se lo hagan a esos energúmenos en su propia casa o que a la mañana no tengan el coche para ir a trabajar, ¡seguro que la risa se le coge a puñao! como se suele decir;  pues eso que ésto no lleva buen camino de seguir así, habrá que tener mas cordura y hacer las cosas con menos violencia.

2 comentarios:

  1. Claro que sí, que para manifestarse unos no tienen que pagar el pato otros que nada tienen que ver en la contienda. Les estamos dando mucha cancha a ésta gente y veremos si las cosas nonse nos complican. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es cuando se les da cancha a los ineptos gobernantes y se culpa a los manifestantes, que están en su derecho de solicitar dignamente lo que otros les han prometido. Culpar a todos los manifestantes pacíficos por unos violentos, que pueden estar infiltrados por los mismos que nos gobiernan, es indecente.

      Eliminar