miércoles, 11 de junio de 2014

Amistades...¡pero no peligrosas!

A eso de las 7 y pico de la mañana suena el despertador ¡Ohhhhh, que pereza!...pero nada, hay que dar un salto de la cama...me pongo las zapatillas y a la calle con el paseo matutino...¡que digo yo,  que necesidad tengo si a esas horas ni las aceras están colocadas!, pero en fin, todo sea por la salud...y direis que a vosotros que os interesa si me levanto a una hora y lo que hago ¿verdad?...pues tenéis toda la razón, pero lo cuento porque casi todas las mañanas me encuentro a tres chavales que van al mismo colegio, aún con cara de sueño, se saludan, van hablando, contando, tal vez lo que han estudiado la tarde o noche anterior o lo que les espera en éste nuevo día y ¡claro está! se me viene a la cabeza mis años escolares con mis compañeros-as de fatiga...¡que tiempos y cuantas amistades se recuerdan de aquella época!...era una amistad, transparente, sin tapujos, inocente, con las que compartir confidencias, juegos, diversión, amores...pero la cosa cambia cuando los años pasan y te das cuenta que entre todas las amistades que han estado a tu lado, se quedan en cuatro...¡pocos son los elegidos!...como dice aquél....quizás también porque cada uno ha tomado caminos diferentes, con unos te vuelves a reencontrar y otros se quedan en el olvido...pero los recuerdos de esa época son tesoros para guardar en algún baúl de la memoria. Unas palabras de Martín Lúther King Jr decía: "Al final, no nos acordamos de las palabras de nuestros enemigos, sino de los silencios de nuestros amigos"

2 comentarios:

  1. Me encanta Pilole,
    Que recuerdos de nuestra juventud y
    Compañerismo en aquella
    Escuela. Un besiño Pili

    ResponderEliminar
  2. Fueron años maravillosos, entonces no teniamos problemas, sólo estudiar y disfrutar de los buenos ratos libres...¡para recordar! Besos

    ResponderEliminar