viernes, 25 de marzo de 2016

Jesús Nazareno

Te damos gracias porque como manso cordero, recibiste sobre tus hombros el madero de tu suplicio para expiar en él, nuestros pecados y los del mundo entero...

No hay comentarios:

Publicar un comentario