miércoles, 12 de septiembre de 2018

Casona

 Cuando paso por ésta vieja casa, vuelven a mi memoria los recuerdos, recuerdos de una niñez feliz y con esos ojos de niña, me parecía, inmensa, un palacio...grandes habitaciones que corretear, el hermoso patio lleno de flores de colores y donde el limonero, era el rey. Aún recuerdo a las personas que la habitaban...Antonia...Luisa...Charrusco, que yo visitaba con frecuencia de la mano de mi abuela Paula. Hoy, está muda, vacía, desvencijada, la nostalgia y la melancolía, se hacen patentes. Ya la casona, duerme la noche perpetua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario